16 de junio de 2012

Fin de semana con Dulcerías de Almudena

En marzo participé en un sorteo que celebraba Almudena en su blog Dulcerías de Almudena, con la buena fortuna de salir ganadora de un fantástico premio. ¡Y que pedazo de premio! Este incluía un curso de galletas decoradas, una noche en el hotel Casa Grande con desayuno incluido para dos personas, una visita a la Yeguada del Hierro del Bocado para dos personas y una bandeja de galletas decoradas. Todo esto en Jerez de la Frontera y para disfrutarlo el segundo fin de semana de junio.


Lo que más me ilusionaba era el curso de galletas, ya que desde que me inicié en el mundo de la repostería, hace como 5 meses, las había mirado de lejos con recelo por lo complicado que me parecía todo el tema de la glasa con la que se decoran.
Lástima que mi hermana no pueda viajar, porque habría disfrutado como una enana de los caballos (sus animales favoritos) y el hotel. Las galletas ya le gustan menos, sobre todo si tienen gluten, je je.
Como a mi madre también le hacía mucha ilusión hacer el curso de galletas, se lo dimos de regalo por el día de la madre. Y el resto lo disfrutaba conmigo. Para que luego diga que no la sacamos de casa.


Como eran muchas horas conduciendo hasta Jerez, preferimos salir el viernes, hacer escala y aprovechar para ver Sevilla. Después de una pequeña insolación, consecuencia de ver la ciudad cuando el sol más pega, nos retiramos a dormir prontito para madrugar y estar a tiempo en Jerez para la visita a la yeguada.
Hicimos una visita guiada a las instalaciones y disfrutamos de la exhibición desde el palco. Unos caballos preciosos y un espectáculo distinto a lo que esperaba, con las yeguas y potrillos correteando por la pista.
He tenido dificultades para elegir fotos porque allí me volví loca.
Otra cosa no, pero mi hermana no podrá quejarse de que no le traigo fotos. Además, a la salida nos pasamos por la tienda de recuerdos para comprarle un caballito de peluche dentro de una mini cajita. Monísimo.


De allí nos fuimos directas al hotel Casa Grande, donde la simpática Monika nos estaba esperando. Nos acompañó a la increíble habitación, dónde teníamos una botellita de Jerez, cortesía de la casa, y una cestita con las galletas de Almudena, que formaban parte del premio. 
El hotel es tan espectacular que es imposible hacerle justicia con las fotos. Es muy tranquilo y tiene una luz especial, con ese patio interior y esa terraza espectacular. Las habitaciones son de techos altos, muy amplias y con unas camas super cómodas. Lástima que apenas durmiese por el ruido. El hotel era tranquilo pero es lo que tiene compartir habitación con la madre, desde el cariño y el respeto lo digo, más roncadora del mundo.


Ni que decir que las galletas eran una monada, tanto que nos daba no se qué comérnoslas. No las tocamos hasta regresar a Madrid, después de una previa selección de las que serían indultadas para la posteridad. Nunca las había probado y he de decir que son espectaculares. Donde se ponga una galleta con glasa que se quiten mil con fondant.

Apenas nos dio tiempo a comer rapidito y reposar media hora antes de ir al curso de galletas.
No se como me las apaño, pero siempre llego a los cursos con el tiempo pegado, si no es un pedazo de atasco es por haberme apuntado mal la dirección. Al próximo curso iré una hora antes, a ver si consigo llegar con un cuarto de hora de margen mínimo.


Qué decir del curso, una maravilla. Almudena es una gran profe, se le da muy bien enseñar y se nota que le gusta. Nos entregó un dossier a cada una con las recetas. Vimos como se hacía la masa y se horneaba y la preparación de la glasa para las galletas. Aprendimos unos cuantos truquillos y nos puso los dientes largos con algunas de sus adquisiciones reposteriles.
Mi madre estaba encantada con las cajitas que tenia por todo el taller. Yo soy muy poco de rosa, pero hay que decir que el taller lo tiene muy bien decorado. Una pena no haber llegado antes para hacerle una foto antes de revolver la mesa, que estaba de revista.
Aunque como se dice siempre, en casa de herrero...  pero es que siempre me veo sin tiempo en los cursos, así que de nuevo fui sin mi cámara. Es que eso de hacer fotos con las manos pringosas, como que no. Gracias que le di la compacta a mi madre y ella se encargó de hacer unas cuantas.

Ahora solo queda practicar la glasa en casa. Mi madre ya ha hecho un primer intento, sin mucho éxito, porque se le olvidó tamizar el azúcar, pero por algo se empieza.
En cuanto me ponga al día con las fotos que tengo retrasadas, hago mi primer intento y a ver que sale, que las del curso me quedaron regulín. Luego esto es practicar y practicar, porque con la glasa hay que trabajar rápido para que no se seque y esto solo se conseguirá con la práctica. O eso espero.

Catedral de Jerez
Catedral de Jerez
Al día siguiente aprovechamos para ver Jerez, después de un desayuno buffet de lujo en el hotel. Aún me acuerdo del zumito de naranja natural, la fruta fresca, los panecillos y los churros.
Por suerte el hotel está al lado de todo y pudimos verlo tranquilamente. A medio día ya estábamos en el hotel para salir de regreso a casa, pero como no tenía ganas de que terminara el viaje, decidimos pasarnos a ver Cádiz. Sí, más kilómetros de regreso a Madrid para el cuerpo, pero ya que estábamos tan al sur, había que aprovechar al máximo.

Monumento Tio Pepe. Jerez.Monumento Tio Pepe. Jerez
Alcázar de JerezAlcázar de Jerez


Desde aquí le doy las gracias a Almudena por ese pedazo de regalo que nos hizo y le deseo toda la suerte del mundo en su nuevo proyecto.
Para el que no lo sepa, abre una tienda en septiembre, con todas las cosas que le gusta utilizar a ella misma en su taller. Estad pendientes porque seguro que triunfa :-)

13 comentarios :

  1. Que suerte!!! Pedazo de premio que te tocó :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Y eso que nunca me toca nada!!! soy la prueba viviente de que estas cosas tocan alguna vez :p

      Eliminar
  2. Felicidades!!!!!!! La verdad es que viviendo en Sevilla me tendré que plantear ir a visitarla y hacer uno de sus cursos!!! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, seguro que lo disfrutas tanto como yo ^^
      Lo único malo es ese peaje que tenéis eh??? Creo que ha sido el peaje más caro que he pagado por un tramo tan pequeño :p
      Eso si, Sevilla preciosa ^^ La última vez que fui no vi nada de nada y me había quedado con las ganas :p Lástima que en la plaza de españa hubiese un evento de basket, me fastidiaron las fotos ^^'

      Eliminar
  3. Me alegro que lo pasaras tan bien y aprendieras tanto. Un lujo de regalo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ^^ Ya te digo, de lujo es poco :p
      Ahora me queda hacer las galletas solita, a ver que tal salen :p

      Eliminar
  4. Qué way!!! Tuviste mucha suerte con este premio.
    Y tú no te preocupes por la glasa, en cuanto la hagas un par de veces más seguro que ya no tienes ningún problema y te quedan perfectas!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! eso espero, que sea cosa de practica. A ver si lo hago pronto no se me olviden los conceptos básicos :p

      Eliminar
  5. Que maravilla de premio, y lo bien que nos has acercado a todos a la experiencia que has disfrutado. Las galletas son preciosas!!! Animo que seguro que la siguiente sale de maravilla!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Yo las veo un poco regulinguis las galletas, pero bueno :p son las primeras y en los cursos siempre estoy un poco de los nervios, ya se irá viendo con la práctica. Jo, no sabía que la glasa se secase tan rápido, hay que ir con unas prisas que meten miedo ^^'

      Eliminar
  6. Guapa, tienes algo para tí en blog! espero que te guste ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maja!! claro que me gusta!!!! *^^*

      Eliminar
  7. Soy de jerez si me hubiera enterado del curso seguro que hubiera intentado inscribirme o algo! pero el premio no me interesa ya que trabajo allí Jaja, aun asi felicidades!!

    ResponderEliminar